Espectaculos Prevenida

La medida extrema de Taylor Swift para evitar una agresión sexual

La cantante tiene cámaras de seguridad enfocadas en una zona de su cuerpo. En 2013 vivió un incidente cuando un DJ la manoseó.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
26/08/2019 - Después de ser agredida sexualmente en el 2013, Taylor Swift reveló que tiene cámaras de seguridad enfocadas en su parte trasera que utiliza cuando va a encuentros con sus admiradores.

En la declaración que hizo al medio The Guardian mencionó que las cámaras de vigilancia la rodean después de que el DJ David Mueller la tocó en la parte trasera mientras hacían una sesión de fotos en el Pepsi Center, Colorado.

La cantante, de 29 años, demandó al DJ con lo cual ganó el caso judicial en su contra, en agosto del 2017, y solo pidió un dólar. El motivo por el cual cobró el dólar fue para hacer referencia al acoso que vive no solo ella, sino todas las mujeres.

Esto sucedió antes de que empezara el movimiento #MeToo en diferentes partes, del mundo del espectáculo.

Taylor discutió las medidas que ella y su equipo de protección ahora toman después de ser agredida sexualmente, ya que ahora las cámaras apuntan deliberadamente a la mitad inferior de su cuerpo.

"Tengo mucha suerte de que no me haya pasado antes. Pero esa fue una de las razones por las que fue tan traumático. Simplemente no sabía que eso podría suceder. Fue realmente descarado, frente a siete personas", comentó.

"Si algo vuelve a ocurrir, podemos probarlo con imágenes de video desde todos los ángulos", mencionó la intérprete de "Love Story".

En agosto de 2017, un jurado de ocho miembros se puso del lado de Taylor con respecto a la contrademanda del DJ Mueller en Denver.


Hablando del caso en la corte, ella continuó: "Se supone que debes comportarte en la corte y decir ´parte trasera´ ". El otro abogado estaba diciendo: ´¿Cuándo tocó tu trasero?' Y yo dije: '¡A **! ¡Llámalo como es!´", reiteró la cantante.

Después de casi cuatro horas de deliberación, el jurado, compuesto por seis mujeres y dos hombres, falló a favor de Swift. Motivo por el cual Mueller tuvo que pagar un dólar en daños a la cantante.

Durante el juicio, Swift testificó a Mueller cómo un "borracho" que le tocó la espalda desnuda después de levantarle la falda y dejarle la mano "enganchada".

"Levantó mi falda y agarró mi mejilla desnuda", dijo Swift al jurado en el juicio civil. "Fue un intento definitivo, no un empujón".

Tras una nueva consulta del abogado de Mueller, Swift le dijo al jurado que el acosador y su novia parecían estar intoxicados en su evento.

Ella dijo que no culpa a su ex guardaespaldas que presenció el asalto por no detener a Mueller, y le dijo al jurado: "No critico a mi guardaespaldas por no hacer nada, critico a su cliente (Mueller) por pegarle la mano debajo de mi falda y agarrando mi trasero".

Cuando la interrogaron sobre cómo se sentía acerca de que Mueller perdiera su trabajo debido a las acusaciones, el firmante respondió: "No voy a permitir que su cliente me haga sentir que de todos modos es mi culpa porque no lo es".

Ella dijo que no siente nada por Mueller como persona: "No lo conozco, pero lo que hizo fue despreciable".

"Sé que fue él. No necesitaba una fotografía. Podría haberlo sacado de una línea de mil personas. Sé exactamente quién hizo esto, esto es lo que pasó. Me pasó a mí. Sé que fue él", reiteró.
Dejanos tu comentario
Últimas noticias